La maleta mexicana R. Capa, D.S. Chim, G. Taro

25 octubre 2011

¿La primera foto de Capa en la guerra civil?

El Pont de les Voltes de El Prat. Fotografía de Josep Monés.

El Pont de les Voltes de El Prat. Fotografía de Josep Monés.

En las próximas semanas, procuraré hacer una doble aportación al blog de la exposición del MNAC sobre la maleta mexicana. Por un lado, explicar algunas de las historias que se esconden detrás de determinadas fotografías de Robert Capa, Gerda Taro y David Seymour, Chim, contenidas en la maleta mexicana, a partir de información que solo era posible reunir a partir del momento en que se hiciera público el contenido íntegro de los negativos recuperados en México.  Datos que se incorporan y adhieren a la imagen hasta completar, ampliar o incluso modificar su significado aparente.

Por otra parte,  plantear a los lectores del blog cinco pequeños retos: la oportunidad de colaborar en la identificación de lugares o personajes aún no documentados, de plantarse ante algunas imágenes que aún no nos dicen todo lo que nos podrían decir.

Explicar historias y hacer preguntas. La tarea que creo que me corresponde en tanto que periodista, no estudioso de la historia de la fotografía, ni documentalista.

Sin embargo, como introducción a la materia, no puedo resistirme a seguir la estela que ha marcado Rafael Levenfeld en su primer post sobre las primeras fotografías de Capa en España, en la primavera de 1936.

Eso nos lleva más allá de la maleta, pero quizá no importa…

Robert Capa y Gerda Taro llegan a Barcelona el 5 de agosto de 1936. En sus primeros días se encuentran con una ciudad en la que aún son visibles las barricadas de los combates del 19 y el 20 de julio, y en la que la calle respira un ambiente revolucionario, con las calles tomadas por la CNT, las milicias reclutando efectivos y las columnas marchando hacia el frente de Aragón. Las figuras de las mujeres armadas, entrenándose en la playa o leyendo revistas en la calle, captan su interés. Las barricadas les llevan a escenificar algunas escenas poco creíbles dos semanas después de sucedidos los combates…

Una imagen y una no-imagen de esos días me llaman la atención. La no-imagen, la ausencia de testimonios gráficos de las iglesias saqueadas, a pesar de que en su biografía de Capa, Richard Whelan habla de ellas. Que no se publicasen entra dentro de la normalidad desde el punto de la aproximación militante a la causa de la República de ellos mismos y de los medios con los que colaboraban. Pero que ni siquiera atrajeran su mirada…

Capa dijo, replicando alguna acusación de haber falseado imágenes durante la guerra de España, que “la verdad es la mejor propaganda”. Ese es el Capa maduro, el resultado de una práctica fotográfica y una ética periodística que se desarrolla durante las guerras civiles de España y China. Un periodo de formación en el que transitamos de la  propaganda a veces sin verdad, sin verdad factual por lo menos (como periodista no me puedo sentir confortable ante las escenificaciones de sus reportajes del verano de 1936, desde las calles de Barcelona a las colinas de Espejo, Córdoba, y de sus posteriores recaídas)  a la verdad más allá de la propaganda (el Capa que siente remordimientos e impotencia cuando se planta ante una niña refugiada en la Barcelona de enero 1939 que le mira a los ojos, apoyada en un saco).

Finalmente, hace unos meses, pude ver en el archivo del ICP un par de fotografías que mostraban una iglesia de Barcelona utilizada como garaje, con un automóvil aparcado delante de una capilla barroca (que algún día espero identificar). El motivo era más anecdótico que dramático, pero por lo menos me reconcilia. La tensión entre verdad y propaganda ya estaba activa desde el primer día.

Para acabar, la imagen de la que hablaba. En el ICP encontré una copia de una fotografía (ver en la web de Magnum Photo, Ref. PAR115099 o en la página 63 de Robert Capa. The definitive collection, Phaidon) en la que aparecen un grupo de milicianos en un puente de hormigón, a contraluz, con un automóvil detenido en la calzada. El pie de foto manuscrito a lápiz tras la fotografía digamos que me escandalizó por lo fantasioso: “La famosa cabeza de puente en Barcelona donde se dispararon los primeros disparos que fueron la señal de inicio de la guerra civil. La fotografía fue tomada el primer día de la guerra. Milicianos en acto de servicio”. Digamos que me escandalizó y me estímulo a averiguar qué era esa fotografía. Dónde, cuándo, cómo, por qué, quién…

¿Alguno de los puentes del Besòs o el Llobregat? ¿En Martorell o Molins, camino del frente de Aragón? El blog  de Àlex Domínguez Monés, con información interesante sobre El Prat del Llobregat y una galería de fotografías procedentes del archivo fotográfico de su abuelo Josep Monés y del fondo del aviador Josep Canudas nos ayuda a aclarar el asunto.

El Pont de les Voltes de El Prat. Fotografía de Josep Monés

El Pont de les Voltes de El Prat. Fotografía de Josep Monés

 

El Pont de les Voltes de El Prat. Fotografía de Josep Monés.

El Pont de les Voltes de El Prat. Fotografía de Josep Monés.

Se trata del Pont de les Voltes, tendido sobre el río Llobregat, inaugurado en 1930 y demolido durante la retirada en 1939. Estrecho, solo podía pasar un coche a la vez y se tenía que cruzar para llegar a Barcelona desde alguno de los aeródromos de El Prat, en cuyas inmediaciones tuvieron Capa y Taro un aterrizaje accidentado a su llegada a Barcelona.

Los milicianos, alguno de ellos con un fusil con la bayoneta calada arrancado de los arsenales militares y que haría un mejor servicio en el frente, forman claramente un control de seguridad en la carretera.

Así que esta fotografía tomada del camino del aeropuerto a la ciudad, o de la ciudad al aeropuerto, es una seria candidata a ser la primera fotografía de Capa que conservamos de su trabajo durante la guerra civil. Eso si es de agosto de 1936, poco después de tomar tierra y antes incluso de respirar el aire revolucionario de Barcelona y de iniciar un periplo de ida y vuelta por Catalunya, Aragón, Madrid, Toledo y Córdoba, y no de finales de septiembre, cuando regresaba a París.

Desgraciadamente, recuerdo haberla visto publicada, pero repasando todo mi material ahora no la encuentro. La fecha de publicación nos ayudaría a despejar esta última incógnita. ¿Alguien da este último paso?

…………………………………………………………………………………………………………

Finalmente, quiero agradecer la invitación para participar en este blog a Elisabet Pueyo, así como la paciencia del administrador de este proyecto, Àlex Espinós, y la generosa acogida de David Balsells y del resto de participantes, con muchísimos más conocimientos y horas de vuelo en esta materia.

Deixa el teu comentari

La teva adreça de correu mai serà compartida. Els camps marcats amb * són obligatoris.

captcha

Pots utilitzar els següents codis HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

www.mnac.cat
MNAC Museu Nacional d'Art de Catalunya Palau Nacional
Parc de Montjuïc
Barcelona
www.mnac.cat

Aquesta exposició i el seu catàleg han estat possibles gràcies al suport del National Endowment for the Arts, Joseph and Joan Cullman Foundation for the Arts, Frank i Mary Ann Arisman i Christian Keesee. A més, li han donat el seu suport Sandy i Ellen Luger.

Col·laboren:

Museu Nacional d'Art de Catalunya   Palau Nacional. Parc de Montjuïc 08038 Barcelona   © MNAC, 2014